La agencia federal que mantiene a las personas en detención de inmigración se llama Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Cada año, más personas se encuentran bajo custodia por ICE debido a violaciones de inmigración, incluso, por estar en los Estados Unidos sin autorización.

Los residentes permanentes legales con condenas penales que incluyen delitos menores y delitos no violentos también corren el riesgo de ser detenidos. Los inmigrantes pueden permanecer bajo custodia durante varios meses, y en ocasiones más, mientras luchan contra sus casos.

En un proceso de deportación, usted, puede aceptar ser deportado para salir de la detención.

¿Cómo aceptar para ser deportado?

  • Firmando una «orden de expulsión estipulada» y renunciar a cualquier audiencia judicial ; o
  • Solicitando una “salida voluntaria” durante una audiencia.

Sin embargo, a menudo es una mala idea firmar esos papeles. Los resultados de la deportación pueden ser duros. Es posible que nunca pueda regresar legalmente a los EE.UU. Es un delito federal volver a ingresar a los EE.UU. Después de la deportación en ciertos casos.

Antes de aceptar ser retirado de los EE.UU., debe hablar con un buen abogado de inmigración y evaluar todas las opciones. Debe ser más cuidadoso si es un residente permanente legal.

Es importante encontrar un abogado de inmigración que maneje regularmente los casos de deportación. Estos casos son muy difíciles, incluso para abogados con experiencia.

¿Las personas bajo custodia de inmigración son elegibles para pelear sus casos para quedarse en los Estados Unidos?

Si una persona es elegible para tratar de permanecer en los Estados Unidos depende de varios factores, entre los que se incluyen:

  • Cuánto tiempo han estado en los Estados Unidos,
  • Cómo entraron y cuántas veces han entrado en los Estados Unidos,
  • Si tienen padres, cónyuges o hijos legalmente en los Estados Unidos, y
  • Si tienen un historial criminal y qué incluye exactamente este historial criminal.

Otros factores relevantes incluyen:

  • La asistencia a la escuela de inmigrantes en los Estados Unidos.
  • Si el inmigrante ha sido lastimado o maltratado en los Estados Unidos o en el extranjero, y
  • Si el inmigrante tiene miedo de regresar a su país de origen por una razón específica.

Las personas que temen ser perseguidas en su país de origen o que han sido víctimas de delitos violentos o abuso doméstico también pueden ser elegibles para luchar en contra de una deportación.

Debe hablar con un abogado de inmigración para comprender las opciones disponibles. El abogado le ayudará a determinar si usted califica para luchar su caso.

Un mal asesoramiento legal resulta en largos retrasos en el procesamiento, tarifas adicionales o incluso la deportación.

En las Oficinas Legales de Duque, Kelley and Associates, como abogados de inmigración, estamos autorizado por las entidades Gubernamentales competentes para ejercer el derecho ante las Cortes de Inmigración de Estados Unidos, la Junta de Apelaciones de Inmigración, y la Corte Federal del Distrito Sur de la Florida, entre otras Cortes.

Contáctenos en:

Miami, Florida 1 305 436 0155
Bogotá, Colombia +57 1 426 3975
WhatsApp +1 305 436-0155