La residencia permanente por matrimonio puede ser solicitada por un ciudadano estadounidense o por un residente permanente para su cónyuge.

Es una de las solicitudes más frecuentes y más rápidas para obtener el cambio de estatus en los Estados Unidos; debido a esto, las autoridades migratorias se cuidan mucho a la hora de realizar este tipo de procesos ya que se presta para hacer fraude, por lo tanto, no  se hace sin  una verificación previa.

La entrevista de residencia permanente por matrimonio 

Una de las partes más estresantes de este proceso es la entrevista. Se realiza por funcionarios de inmigración quienes además de  preguntas también verifican los formularios y la documentación requerida.

Recuerde que el objetivo principal de esta entrevista es confirmar la validez de la relación. Tómese el tiempo necesario para conversar con su cónyuge. Es normal que olviden cosas sobre su matrimonio, pero pueden trabajar juntos para refrescarse mutuamente antes de la entrevista.

Pasar por un proceso tan delicado como una entrevista para residencia permanente por matrimonio no es algo que deba hacer solo. Asesórese por un abogado de inmigración, él es la persona indicada para ayudarle con los documentos y con la preparación para esta cita.

No es imprescindible que un abogado de inmigración este presente durante el desarrollo de la entrevista, pero sí está autorizado para hacerlo; él no podrá contestar sus preguntas pero si puede verificar que este proceso se desarrolle con el protocolo establecido.

Tenga presente que del resultado de la entrevista depende su residencia en los Estados Unidos.

Posibles preguntas en la entrevista de residencia permanente por matrimonio  

El proceso de entrevista comenzará en el momento en que ingresen a la oficina de USCI. Los oficiales estarán atentos al comportamiento de ambas partes como individuos y como pareja.

Ambos conyugues asisten a una sala de entrevistas y un oficial comenzará a dirigir preguntas para que ambos respondan individualmente o en pareja. La entrevista generalmente dura un promedio de 15-20 minutos. Las preguntas son relativamente simples; no existe un formato específico para ellas. Lo importante aquí son las respuestas.

Para tener una idea de lo que posiblemente le puedan preguntar en la entrevista hemos seleccionado las siguientes:

Comienzo de la relación:

¿Cómo se conocieron? ¿Cuánto tiempo fueron novios? ¿Dónde tuvieron su primera cita? ¿Quién le propuso matrimonio a quién? etc.

Boda:

Son comunes las preguntas sobre el día en que se casaron.

¿Cuántas personas asistieron a su boda? ¿Estuvieron sus padres presentes? ¿Dónde se celebró la boda? ¿A dónde fueron  para la luna de miel? ¿Cómo fue la cena? etc.

Relación, amigos y familia: 

Estas preguntas generalmente tratan los detalles íntimos de su matrimonio. La mayoría de las parejas casadas discuten estos temas al menos en algún momento del primer año.

¿Quién se encarga de las finanzas? ¿Su conyugue tiene sobrinas?

¿Cómo se llama el mejor amigo de tu pareja? ¿Con cuál de las dos familias celebran el día de Acción de Gracias? ¿Cuántos hermanos tiene tu cónyuge y cómo se llaman? etc.

Educación y empleo:

¿A cuál escuela fue su esposo/a? ¿Fueron a la universidad? ¿En qué se graduó su cónyuge? ¿Quién es el empleador de su cónyuge? ¿Cuánto tiempo lleva trabajando su cónyuge allí? ¿Cuál es la posición de su cónyuge? ¿Dónde trabajó su cónyuge antes?

Es comprensible y normal que la entrevista de residencia basada en el matrimonio lo ponga nervioso o estresado.

 

Consejos para una entrevista de residencia permanente por matrimonio 

Sabemos lo estresante que puede ser el proceso de la entrevista, así que, tenga en cuenta algunos detalles importantes para aprovechar al máximo su situación:

*Sea puntual para su entrevista programada llegando al menos 30 minutos antes de la hora programada.

*Use ropa profesional y / o conservadora porque las primeras impresiones son importantes y desea dar la impresión de que se toma en serio esta entrevista.

*Esté preparado para responder a todo tipo de preguntas. Es probable que los funcionarios de inmigración formulen preguntas sencillas para la entrevista de residencia permanente por matrimonio, así como preguntas que quizás tenga que pensar un poco más para responder.

*Venga con una actitud tranquila y organizada porque los funcionarios de inmigración buscan banderas rojas que indiquen fraude.

*Si no está seguro de la respuesta de alguna pregunta simplemente dígalo, decir no se es mejor que mentir.

*Actúe normalmente; No demasiado cariñoso o incómodo. Los funcionarios de inmigración de USCIS están capacitados para reconocer signos de que las personas no se comportan normalmente.

*No se asuste si usted y su cónyuge son trasladados a habitaciones separadas; mantenga la calma y responda honestamente a las preguntas adicionales que le haga el funcionario de inmigración.

*Recuerde tener la documentación necesaria y cualquier prueba adicional de su relación. Esto puede ser fotos de bodas o vacaciones o extractos bancarios.

En última instancia, tener un caso legítimo y un abogado de inmigración  confiable deberían ser sus activos más valiosos durante esta entrevista.

Estas preguntas están diseñadas para determinar si su matrimonio es fraudulento. Si ese no es el caso, simplemente siga los consejos anteriores y tenga confianza.

 

¿Qué pasa una vez terminada la entrevista? 

 Una vez que haya completado la entrevista de residencia permanente por matrimonio, tendrá que esperar a que el USCIS apruebe su petición. No hay un período de tiempo definido para la aprobación de la tarjeta verde por matrimonio.

Algún tiempo después de la fecha de la entrevista, puede recibir la noticia de que su tarjeta verde ha sido otorgada o denegada.

Si se aprueba su petición, se le devolverá su pasaporte con la tarjeta verde condicional impresa en el interior, lo que le permitirá a usted y a su cónyuge ingresar a los EE. UU. Como residentes legales permanentes.

También le puede interesar: ¿Qué es la Residencia Permanente Condicional?   

Entrevista de fraude matrimonial (Stokes) 

Si la  entrevista no ha sido satisfactoria para el oficial de inmigración  y han suscitado sospechas sobre la veracidad de la relación se les pedirá que regresen para una segunda entrevista.

La sospecha puede deberse a la vacilación para responder preguntas, tener diferentes respuestas o simplemente no poder responder las preguntas.

En una entrevista de fraude matrimonial (también conocida como entrevista de Stokes), cada uno será entrevistado por separado por un oficial  de inmigración y se le harán las mismas preguntas a cada cónyuge y luego se comparan para ver si coinciden.

 

Posibles preguntas en la entrevista de fraude matrimonial

Tenga en cuenta que estas son preguntas extremadamente específicas y profundas que pretenden atrapar matrimonios fraudulentos. Si su matrimonio es legítimo, debería tener pocos problemas para responder estas preguntas, aunque las nuevas relaciones pueden tener dificultades. Solo recuerde permanecer tranquilo y honesto durante toda la entrevista.

¿Qué suelen comer los dos en el desayuno? ¿Cuál es la comida favorita de tu cónyuge? ¿Cuál es tu rutina nocturna antes de acostarte? ¿Qué proveedor de telefonía celular usa su cónyuge? ¿Qué tipo de entretenimiento disfrutan los dos? ¿Cuáles son algunas de las marcas que usa? (por ejemplo, pasta de dientes, champú, desodorante, etc.) ¿Quién duerme de qué lado de la cama? ¿Quién se levantó primero hoy en la mañana?

Desafortunadamente, es probable que su caso sea denegado si cada cónyuge tiene diferentes respuestas a las mismas preguntas.

Si el cónyuge inmigrante se encuentra en los Estados Unidos, se lo colocará en un proceso de deportación a su país de origen.

Antes de comenzar el proceso y presentar una petición para residencia permanente por matrimonio, es mejor que conozca todas sus opciones. Póngase en contacto con un abogado de inmigración para saber qué es lo mejor para usted y su cónyuge.

En Duque Immigration Law, nuestros abogados de inmigración estarán presentes asesorándolo y ayudándolo en su caso de residencia permanente por matrimonio desde el comienzo hasta el final de su solicitud.

 

Consúltenos su caso

Miami, Florida: 1 305 436 0155
Bogotá, Colombia: 57 1 426 3975