El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, anunció un nuevo programa para apoyar a los residentes de la ciudad.

En Estados Unidos mucha gente que vive al día ha perdido su trabajo o le redujeron los horarios, lo que significa que estaban ganando mucho menos dinero desde antes de que se presentará la pandemia del coronavirus.

Y, aunque muchos tienen la posibilidad de pedir al gobierno ayuda para desempleados, existe una población muy vulnerable que no tiene esta opción: los inmigrantes indocumentados.

Es por eso que el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, comenzó una iniciativa para que los residentes de esta ciudad puedan aplicar para ser ayudados con las tarjetas de débito pre pagadas y sin tarifa, llamadas “tarjetas para angelinos”.

“Seguimos con nuestro trabajo para proteger a nuestras familias más vulnerables: las que no pueden recibir el apoyo federal. Este es muy importante, especialmente para nuestra comunidad inmigrante”, declaró.

Solamente los residentes de L.A. serán elegibles para recibir ayuda.

Estas son de USD 700, 1.100 ó 1.500, y se podrá solicitar la ayuda dependiendo del actual ingreso y tamaño de la familia.

Solamente calificarán aquellos cuyos ingresos estaban por debajo de la línea de pobreza, si sus horas de trabajo han sido reducidas, o si perdieron sus empleos debido a la cuarentena.

“No pediremos información acerca de su estatus migratorio, ni se considerará para determinar la elegibilidad. Este programa es financiado por donaciones privadas. Cualquier ayuda a través de este fondo no se considera un beneficio público y no está sujeta a la regla de cargo público”, explica la página web.

Sin embargo, a pesar de que no se cuestionará el estatus de la familia, sí se necesita comprobar que viven dentro de la ciudad, ya sea con licencias de conducir, un contrato de arrendamiento, una factura de servicios públicos o un correo postal dirigido al solicitante.

“Esta iniciativa ofrecerá asistencia financiera con tarjetas de débito sin tarifa para las familias que han sido duramente afectadas por esta crisis”, explicó el alcalde de esta entidad.

Jornaleros, vendedores y más podrán aplicar para la ayuda.

La iniciativa se logró gracias a la colaboración del fondo del alcalde (Mayor’s Fund), su fundación sin fines de lucro, “Accelerator for America” (AFA), y la red de Mastercard City Possible.

También se necesitará comprobar que la persona necesita la ayuda social, ya sea con declaraciones de salarios, una carta de despidos, información del contacto del empleador, cartas de denegación de seguro de desempleo o una carta de recomendación de alguna organización sin fines de lucro.

La página también dio una advertencia sobre potenciales estafadores, por lo que se especifica que los empleados no pedirán información personal ni números de seguro social por teléfono.

“Cualquier información personal proporcionada al departamento puede considerarse como registros públicos sujetos a divulgación pública por las partes solicitantes, de conformidad con la Ley de Registros Públicos de California, aunque cierta información confidencial puede ser eliminada antes de la divulgación a las partes solicitantes”, agrega.

Existen varias formas de aplicar ya sea por internet, en donde pueden ingresar a la página de hcidpla.lacity.org de martes a jueves entre las 8:30 a.m. y las 4:30 p.m. Y, para quienes tienen acceso a internet, pueden llamar al número telefónico 213.252.3040 durante los mismos horarios.

Aquellos que pre califiquen en sus aplicaciones en línea o por teléfono recibirán una cita en persona en un centro comunitario designado.

Estos centros no pueden ayudar a nadie sin una cita previa. Se le pedirá que proporcione la documentación en esta reunión en persona, y es posible que pueda cargar imágenes o copias digitales de la documentación de antemano, desarrolla el sitio web.

Fuente: INFOBAE

Abril 15 de 2020