California será el primer estado en entregar pagos en efectivo a inmigrantes que viven sin autorización en el país y que han resultado perjudicados por la pandemia de coronavirus, ofreciendo 500 dólares a cada uno de los 150.000 adultos que no fueron incluidos en el paquete de estímulos por 2,2 billones de dólares que aprobó el Congreso de Estados Unidos.

Esta semana, muchos estadounidenses comenzaron a recibir cheques por 1.200 dólares, mientras que otros que están desempleados reciben 600 dólares adicionales a la semana por parte del gobierno, que les ha ordenado quedarse en casa.

Sin embargo, las personas que viven en el país de forma ilegal no están autorizadas a recibir una porción de ese dinero, y los activistas han estado presionando para que los estados cubran ese vacío.

El gobernador de California Gavin Newsom anunció que asignará 75 millones de dólares del dinero de los contribuyentes para crear un Fondo de Ayuda para Catástrofes para los inmigrantes que viven sin autorización en el país.

Sentimos una profunda gratitud hacia las personas que tienen miedo de ser deportadas y de todas formas atienden las necesidades esenciales de decenas de millones de californianos”, dijo el gobernador, quien resaltó que el 10% de la fuerza laboral del estado se compone de inmigrantes no autorizados para estar en el país y que pagaron más de 2.500 millones de dólares en impuestos locales y estatales el año pasado”.

California tiene alrededor de 2 millones de inmigrantes que están en el país sin autorización, la mayor cantidad de cualquier estado, de acuerdo con el Centro de Investigaciones Pew.

Las autoridades estatales no decidirán quién recibirá el dinero. En lugar de ello, lo entregarán a una red de organizaciones sin fines de lucro regionales para que ellas detecten a los posibles recipientes.

Los activistas dicen que eso es clave para hacer que el plan funcione, porque es improbable que los inmigrantes se pongan en contacto con el gobierno, ya que temen ser deportados.

Varias organizaciones de ayuda humanitaria se han comprometido a recaudar otros 50 millones de dólares para el fondo de donantes privados, lo que potencialmente ofrecería apoyos a otras 100.000 personas.

Ese dinero tendrá menos limitaciones, lo que significa que las ayudas podrían ser de más de 500 dólares o menos, dependiendo del costo de  vida donde radique el que las reciba.

Los organizadores comenzaron a recaudar dinero el viernes 10 de abril y ya llevaban más de 6 millones, con contribuciones de los organismos Emerson Collective, Blue Shield of California Foundation, California Endowment, James Irvine Foundation, Chan Zuckerberg Initiative y un donante anónimo.

“Queremos que esto sea lo más equitativo posible y que beneficie a la mayor cantidad de gente posible”, dijo Daranee Petsod, presidenta de la organización Grantmakers Concerned with Immigrants and Refugees.

California ha sido el estado que ha tomado medidas más agresivas en el país en lo que respecta a otorgar prestaciones sociales a los inmigrantes que viven en EEUU sin autorización.

El año pasado se convirtió en la primera entidad en otorgar servicios de salud financiados por los contribuyentes a los adultos de 25 años o menores que viven ilegalmente en el país.

Newsom propuso este año expandir dichas prestaciones a los adultos mayores de 65 años o más.

Las medidas anunciadas significan que el gobernador se ha comprometido a gastar más de 2.000 millones de dólares para enfrentar al coronavirus, una suma extraordinaria en poco más de un mes.

Fuente: INFOBAE

Abril 20 de 2020.