Residencia Permanente es el término común que identifica la autorización otorgada por el gobierno estadounidense para vivir y trabajar en los Estados Unidos por un período prácticamente ilimitado.

La Residencia Permanente es emitida por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU., Uno de los departamentos del ministerio de seguridad nacional, que tiene jurisdicción sobre la ciudadanía y la naturalización.

Sin una tarjeta verde, un ciudadano no estadounidense tiene derecho a visitar los Estados Unidos por un período más o menos corto y en los términos provistos por la visa de entrada.

Ingresar a los Estados Unidos sin una visa, permanecer en territorio estadounidense con una visa vencida o violar los términos de la estadía, por ejemplo, trabajar con una visa de turista se considera inmigración ilegal.

Es un delito, que aunque menor, desencadena el procedimiento de expulsión del país. Sin embargo, si se repite, se convierte en un delito penal.

¿Cuáles son los beneficios de tener la residencia permanente?

a. Quién obtenga la Residencia Permanente en Estados Unidos, goza de todos los beneficios de un ciudadano estadounidense, con algunas excepciones, como el derecho a votar en las elecciones presidenciales o administrativas.

b. Un ciudadano no estadounidense con la residencia permanente puede abrir un negocio y tiene derecho a una pensión del Seguro Social si trabaja en el país durante al menos 10 años.

c. La Residencia Permanente también le permite ‘patrocinar’ a miembros de la familia, a quienes se extienden los beneficios. Esto no sucede para aquellos que están en los Estados Unidos con una visa de trabajo o estudio: los miembros de la familia también deben obtener una visa para trabajar o estudiar en el país.

El permiso de residencia permanente no tiene fecha de vencimiento, pero debe renovarse 10 años después de su emisión. Sin embargo, el gobierno estadounidense puede revocar la tarjeta verde si se comete un delito.

Le puede interesar: Delitos deportables.

¿Cómo solicitar la residencia permanente?

Hay varias formas de obtenerla, ninguna de las cuales es rápida o libre de obstáculos y, en general, el permiso de residencia en los Estados Unidos se otorga después de un largo procedimiento burocrático. El principio general es que un ciudadano no estadounidense debe ser ‘patrocinado’ para solicitar un permiso de residencia permanente.

Le puede interesar: Cómo funciona el Sistema de Inmigración en Estados Unidos y cuáles son sus principios.

La solicitud de residencia permanente es un proceso largo, salpicado de conversaciones y verificaciones con las autoridades estadounidenses, y que no es lícito cometer imprecisiones y omisiones en los documentos, por lo tanto,  la sugerencia es tener la asesoría de un abogado de inmigración.

Incluso cuando se trata de una solicitud ‘libre de riesgos’, como el reconocimiento de la tarjeta verde a los cónyuges de un ciudadano estadounidense con hijos, sigue siendo una carrera de obstáculos.

Si está pensando en hacer una petición para la Tarjeta de Residencia Permanente, en Duque, Kelley and Associates,  abogados de inmigración, hemos representado los intereses de cientos de personas, dando asesoría legal en trámites para: Residencia permanente por matrimonio y residencia permanente por familia, peticiones, asilos, waivers y detenidos.

Consúltenos su caso.

Miami, Florida: 1 305 436 0155
Bogotá, Colombia: 57 1 426 3975